viernes, 3 de abril de 2015





                        el diablo de los numeros

Robert es un chico al que no le gustan las mates porque no se le dan bien como a casi todo el mundo. Todas las noches sueña con un tobogán interminable, caprichos que el quiere,…Con todo lo que sueña es mentira.
 Noche 1: es la primera noche que Robert sueña con el diablo de los números. El dice que no quiere soñar con mates porque no las entiende pero el diablo lo acabo convenciendo. Hace algunas cuentas con una calculadora muy rara (verde y muy blanda como si fuera una masa). Al llegar a una cuenta muy complicada la calculadora se esfumo y el diablo de los números al no poder con Robert desapareció. Robert cuando se despertó se había caído de la cama.
Noche 2: se deslizo por un uno gigante y llego a un bosque lleno de unos y de más números. Allí estaba el diablo de los números que esa noche le enseño que sin el 0 las matemáticas no serian así serian más complicadas. También le enseño a saltar los números (con las potencias). En vez de escribir 1986 que era su fecha de cumpleaños escribió: 6x1, 8x10, 9x100, 1x1000 .Y sumando todo ello le daba 1986.
Noche 3: la tercera noche el diablo de los números llego con idea de enseñarle a dividir. Robert le dijo que no le gustaba dividir que le gustaba más multiplicar y el diablo le dijo que era al revés que multiplicar. A partir de ahí empezaron a hablar de los números de primera y él le hizo a Robert una tabla en la que el tenía que ir tachando números. También le explico que eso era muy fácil con números pequeños pero…. ¿como lo harían con un número más grande?
Noche 4: esa noche trataba de los números decimales. 1:3=0,3333333… Robert decidió escribirlo así: 1/3. Al final el diablo de los números consiguió convencerlo de que era más fácil de la 1º forma. También le enseño que hay muchos números irracionales. Más tarde le explico las raíces cuadradas(o rábanos como ellos las llamaban) y empezaron a calcularlas
Noche 5: esa noche estaban en el desierto y le enseño a calcular los números cuadrados y los números triangulares. Más tarde lo dejo bañarse en una piscina infinita.
Noche 6: esa noche el diablo de los números le hablo de los números Bonatchi (un viejo amigo suyo) era uno de los únicos diablos que comprendía el cero. Para explicárselo mejor empezó a reproducir a las liebres aunque más tarde las hizo desaparecer a todas
Noche 7: repasaron con un triangulo todo lo que habían aprendido las 6 noches anteriores: números divisibles entre x, números triangulares,…
Noche 8: esta noche trataba del colegio. Las posibilidades que había para sentarse de dos en dos, de tres en tres,…  AB y BA (Albert bettina y bettina Albert). También llego a clase Charlie entonces ya eran más posibilidades (ABC, ACB, BAC, BCA, CBA, CAB) cuantos más niños muchas más posibilidades.
Noche 9: Robert estaba en la cama porque tenía gripe y soñó que el diablo de los números se desplazaba a su habitación con un montón de filas de números. Más tarde el montón de números se salieron de la habitación y el diablo le empezó a explicar fracciones en el techo de la habitación.
Noche 10: soñó con cuadrados, pentágonos,…y la formula siempre era (n+e-l=1) también con cubos solo que el resultado siempre era dos.
Noche 11: el señor bockel lo perseguía pero el diablo de los números lo puso a salvo. Robert le pregunto el “porque” de todo lo que le había explicado pero el diablo le dijo que no había respuesta.
Noche 12: el diablo de los números lo llevo al palacio de todos los matemáticos. Allí ceno tarta circular y bebió en vasos con la base pentagonal. Uno de los matemáticos le dio una estrella de 5 puntas. Cuando se despertó todavía tenía la estrella y se la guardo en el bolsillo. En clase el señor Bockel les puso un problema muy enrevesado para leer el periódico tranquilo. Robert saco la estrella y se la puso en el cuello. Rápidamente saco el problema para sorpresa de sus compañeros y profesor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada